Con estas humildes palabras no pretendo juzgar a nadie, pues solo Dios tiene potestad de hacer tal cosa; pero si me propongo hablar lo que está escrito en su Di

Escribir comentario

Comentarios: 0